Los mejores discursos de la historia: Palabras que cambiaron el mundo

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Los mejores discursos de la historia: Palabras que cambiaron el mundo PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Los mejores discursos de la historia: Palabras que cambiaron el mundo. Feliz lectura Los mejores discursos de la historia: Palabras que cambiaron el mundo Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Los mejores discursos de la historia: Palabras que cambiaron el mundo en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Los mejores discursos de la historia: Palabras que cambiaron el mundo Pocket Guide.

Ninguna lucha económica puede aportar a los obreros un mejoramiento estable, ni siquiera puede llevarse a cabo en amplia escala, si los obreros no tienen el derecho de organizar libremente sus asambleas y sindicatos, de editar periódicos propios, de enviar sus mandatarios a las instituciones representativas del pueblo, como sucede en Alemania y en todos los otros Estados europeos a excepción de Turquía y Rusia.

Y para obtener estos derechos es necesario llevar a cabo una lucha "La socialdemocracia internacional atraviesa en la actualidad por un período de vacilación ideológica. Hasta ahora la doctrina de Marx y Engels era considerada como la base firme de la teoría revolucionaria; pero en nuestros días se dejan oír, por todas partes, voces sobre la insuficiencia y caducidad de estas doctrinas.

Celebramos hoy, no la victoria de un partido, sino un acto de libertad - simbólico de un fin tanto como de un comienzo - que significa una renovación a la par que un cambio, pues ante vosotros y ante Dios Todopoderoso he prestado el solemne juramento concebido por nuestros antepasados hace casi años. El mundo es muy distinto ahora. Porque el hombre tiene en sus manos poder para abolir toda forma de pobreza y para suprimir toda forma de vida humana.

Y, sin embargo, las convicciones revolucionarias por las que lucharon nuestros antepasados siguen debatiéndose en todo el globo; entre ellas, la convicción de que los derechos del hombre provienen no de la generosidad del Estado, sino de la mano de Dios. No olvidemos hoy día que somos los herederos de esa primera revolución.

Los 10 mejores discursos de la historia según la revista TIME

Que sepan desde aquí y ahora amigos y enemigos por igual, que la antorcha ha pasado a manos de una nueva generación de norteamericanos, nacidos en este siglo, templados por la guerra, disciplinados por una paz fria y amarga, orgullosos de nuestro antiguo patrimonio, y no dispuestos a presenciar o permitir la, lenta desintegración de los derechos humanos a los que esta nación se ha consagrado siempre, y a los que estamos consagrados hoy aquí y en todo el mundo. Que sepa toda nación, quiéranos bien o quiéranos mal, que por la supervivencia y el triunfo de la libertad hemos de pagar cualquier precio, sobrellevar cualquier carga, sufrir cualquier penalidad, acudir en apoyo de cualquier amigo y oponernos a cualquier enemigo.


  • 1. Martin Luther King: 'I have a dream'.
  • Cuando Un Hombre conoció a Una Víbora!
  • El emotivo discurso de Alejandro Gaviria en los grados de Los Andes.

A los viejos aliados cuyo origen cultural y espiritual compartimos, les brindamos la lealtad de los amigos fieles. No esperaremos que secunden siempre todo punto de vista, nuestro, pero abrigaremos siempre la esperanza de verlos defendiendo vigorosamente su propia libertad, y recordando que, en el pasado, los que insensatamente se entregaron a buscar el poder cabalgando a lomo de tigre acabaron invariablemente por ser devorados por su cabalgadura.

Pero esta pacífica revolución de esperanza no puede convertirse en la presa de las potencias hostiles. Sepan todos nuestros vecinos que nos sumaremos a ellos para oponernos a la agresión y la subversión en cualquier parte de las Américas. Y sepa cualquier otra potencia que este hemisferio se propone seguir siendo el amo de su propia casa. Empecemos, pues, de nuevo, recordando en ambas partes que la civilidad no es indicio de debilidad, y que la sinceridad puede siempre ponerse a prueba.

Esos 10 grandes discursos que te dejan sin palabras | Enredados | EL MUNDO

No negociemos nunca por temor, pero no tengamos nunca temor a negociar. Exploremos ambas partes qué problemas nos unen, en vez de insistir en los problemas que nos dividen. Formulemos ambas partes, por primera vez, proposiciones serias y precisas para la inspección y el control de las armas, y para colocar bajo el dominio absoluto de todas las naciones el poder absoluto para destruir a otras naciones. Tratemos ambas partes de invocar las maravillas de la ciencia, en lugar de sus terrores. Exploremos juntas 1as estrellas, conquistemos los desiertos, extirpemos las enfermedades, aprovechemos las profundidades del mar y estimulemos las artes y el comercio.

Keep Reading

Pero empecemos. Desde que se fundó este país, cada generación de norteamericanos ha debido dar fe de su lealtad national. Las tumbas de los jóvenes norteamericanos que respondieron al llamamiento de la patria circundan el globo.


  • La rebelión de los mayores: Porque la indignación no se jubila nunca?
  • Hacia un ecoevangelio: El llamado ecológico de los papas Benedicto y Francisco (Biblioteca Herder)?
  • La luna: Una mini-monografía perspicaz.
  • INTELIGRAM: Aprende usar Instagram de manera Inteligente.

Los clarines vuelven a llamarnos. No es una llamada a empuñar las armas, aunque armas necesitamos; no es una llamada al combate, aunque combate entablemos, sino una llamada a sobrellevar la carga de una larga lucha año tras año, "gozosos en la esperanza, pacientes en la tribulación": una lucha contra los enemigos comunes del hombre : la tiranía, la pobreza, la enfermedad y la guerra misma.

No rehuyo esta responsabilidad. Así pues, compatriotas: preguntad, no qué puede vuestro país hacer por vosotros; preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país. Conciudadanos del mundo: preguntad, no qué pueden hacer por vosotros los Estados Unidos de América, sino qué podremos hacer juntos por la libertad del hombre. Finalmente, ya séais ciudadanos norteamericanos o ciudadanos del mundo, solicitad de nosotros la misma medida de fuerza y sacrificio que hemos de solicitar de vosotros. Kennedy, 20 Enero Sus errores se entierran, no se anuncian con titulares. Sus disidentes son silenciados, no elogiados.

Nueva York, 27 de abril de JFK. Dos grandes revoluciones, la Revolución Francesa de y la Revolución Rusa de , ejercieron una enorme influencia en la naturaleza auténtica de los procesos históricos y transformaron en forma radical el transcurso de los acontecimientos del mundo. Ambas, cada una a su modo, imprimieron un Ambas, cada una a su modo, imprimieron un impulso gigantesco al progreso del hombre. Es evidente, que la fuerza y la amenaza de la fuerza no pueden seguir existiendo, y no deberían ser instrumentos de la política exterior.

La libertad de elección es un principio universal que no debería tener excepciones. Empezamos por elaborar los conceptos teóricos de la reestructuración; debíamos evaluar la naturaleza y el alcance de los problemas, interpretar las lecciones del pasado y expresar todo ello en forma de conclusiones y programas políticos. Lo hemos realizado. Con todo, el trabajo teórico, la reinterpretación de lo que había sucedido, la elaboración final, el enriquecimiento y la corrección de las posturas políticas no han terminado.

Siguen adelante. Bajo el estandarte de la democratización, esta reestructuración ha abarcado política, economía, vida espiritual e ideología.

Hemos desarrollado una reforma económica radical, hemos acumulado experiencia y, a partir del próximo año, aplicaremos en la economía nacional de modo completo nuevas formas y nuevos métodos de trabajo. Hemos concluido la primera etapa del proceso de reforma política con las recientes decisiones del Soviet Supremo de la URSS sobre enmiendas de la Constitución y la aprobación de la ley de elecciones.

Nos enfrentamos a una ingente labor. A la vez, también debemos resolver otros problemas acuciantes. Nos hemos sumergido considerable y profundamente en la labor de construir un Estado socialista basado en el imperio de la ley. La democracia soviética debe adquirir una firme base normativa. En las prisiones del país ya no tenemos a nadie encarcelado por haber sido condenado por sus convicciones políticas o religiosas. Se ha propuesto incluir en los borradores de las nuevas leyes garantías adicionales que descarten cualquier forma de persecución en estos términos.

Tenemos la intención de aumentar la participación de la Unión Soviética en el mecanismo de supervisión de los derechos humanos dentro de las Naciones Unidas y del marco del proceso paneuropeo. Hoy puedo informarles lo siguiente: la Unión Soviética ha tomado la decisión de reducir sus fuerzas armadas. El mundo ha cambiado, y también lo han hecho la naturaleza, el papel y el lugar que estas relaciones tenían en él. Durante demasiado tiempo, se desarrollaron bajo el estandarte del enfrentamiento y, en ocasiones, de la hostilidad, ya fuera abierta o encubierta.

Sin embargo, son ellas las que han sentado las bases para la existencia y el desarrollo de un sistema de verificación mutua, tanto respecto de la destrucción como de la limitación y la prohibición de producción armamentística. Para nosotros esto tiene un gran valor. Reconocemos y valoramos a la administración Reagan.

Todo esto es capital invertido en una empresa conjunta de importancia histórica. No se debe desperdiciar ni dejar que quede fuera de circulación. Hablamos, en primer lugar y ante todo, acerca de un progreso constante hacia la firma de un tratado sobre la reducción de 50 por ciento de las armas ofensivas estratégicas, observando asimismo el tratado ABM. Hablamos acerca de conversaciones sobre la reducción de las armas convencionales y las fuerzas armadas en Europa. No obstante, el significado de nuestros esfuerzos internacionales, y uno de los principios clave del nuevo pensamiento, es precisamente impartirle a esa rivalidad la cualidad de competencia sensata en condiciones de respeto por la libertad de elección y un equilibrio de intereses.

Este gobierno alegando la derrota de nuestros ejércitos, se ha puesto en contacto con el enemigo para el cese de las hostilidades.

Categorias

Es cierto que hemos sido y seguimos estando Los mismos medios que nos han vencido pueden traer un día la victoria. Tiene un vasto imperio tras ella. Puede, como Inglaterra, utilizar ilimitadamente la inmensa industria de Estados Unidos. Esta guerra no ha quedado decidida por la batalla de Francia.

Esta guerra es una guerra mundial. Todas las faltas, todos los retrasos, todos los padecimientos no impiden que existan, en el universo, todos los medios para aplastar un día a nuestros enemigos. Lo declaró como ''Dia de la infamia'' y proclamó el estado de guerra entre su país y Japón y de paso, su entrada en la Segunda Guerra Mundia.

Manifiesto del Ejército Popular de Liberación de China Todos nuestros mandos y combatientes deben tener siempre en cuenta que somos el gran Ejército Popular de Liberación, ejército dirigido par el gran Partido Comunista de China. A condición de que observemos constantemente las directivos del A condición de que observemos constantemente las directivos del Partido, alcanzaremos la victoria. El sistema de comités del Partido es una importante institución partidaria que garantiza la dirección colectiva e impide que una solo persona acapare la gestión de los asuntos.

Las divergencias entre los miembros del comité no logran resolverse y se dejan pendientes por largo tiempo.

Los miembros del comité del Partido mantienen entre sí una unidad sólo formal, y no real. Hay que cambiar esta situación. En adelante, es necesario establecer un sano sistema de reuniones del comité del Partido en todas partes, desde los burós del Comité Central hasta los comités de prefectura del Partido, desde los comités de frente hasta los comités de brigada, así como en los órganos del Partido de las zonas militares subcomisiones de la Comisión Militar Revolucionaria o grupos dirigentes y en los grupos dirigentes del Partido en los organismos gubernamentales, organizaciones populares, agencia de noticias y periódicos.

Las reuniones del comité del Partido deben ser de dos clases, que no hay que confundir: reuniones del comité permanente y sesiones plenarias. En el ejército, los jefes tienen derecho a tomar decisiones de urgencia durante las operaciones y cuando las circunstancias lo exigen. Me dirijo a ustedes como un amigo, como alguien que conoce su profundo arraigo a su patria, como uno que comparte sus aspiraciones de libertad y justicia para todos. He observado y Quiero decir algunas palabras al pueblo de Cuba, a quien este discurso llega por instalaciones especiales de radio.

He observado y el pueblo norteamericano ha observado con profundo dolor, como su revolución nacionalista ha sido traicionada y como su patria cayó en manos del dominio extranjero. Son títeres de una conspiración internacional, que ha vuelto a Cuba contra sus amigos y vecinos de las Américas y que lo ha transformado en el primer país latinoamericano que es blanco de guerra nuclear y que posee armas de este tipo en su suelo.

Estoy seguro de que ellos, al Gran parte de él se ocupa del nuevo pensamiento político y de la filosofía de nuestra política exterior. Actualmente, la perestroika se halla en el foco de la vida intelectual de nuestra sociedad, lo cual es lógico porque influye en el futuro de este país El éxito de estos intentos dependen en gran medida de nuestra interacción, de nuestras preocupaciones y empresas conjuntas El pueblo soviético comprende y acepta esta política: la perestroika ha vivificado el conjunto de la sociedad En Estados Unidos, como en todo Occidente, existen diferentes interpretaciones de la perestroika.

Desde luego, la perestroika se ha visto considerablemente estimulada por nuestra insatisfacción con el modo en que han ido las cosas en nuestro país en épocas recientes.


  1. Trastornos psicológicos y neuropsicológicos en la infancia y la adolescencia.
  2. 5. Steve Jobs: Universidad de Stanford.
  3. 50 discursos que cambiaron el mundo?
  4. BBC News Mundo Navegación.
  5. Dirección de marketing.
  6. Turner Libros - 50 discursos que cambiaron el mundo;
  7. Ahora, en el septuagésimo aniversario de la nuestra Revolución, nos damos cuenta de ello con especial claridad Hemos tenido que modificar muchas de nuestras evaluaciones. Hay quien afirma que han sido los ambiciosos objetivos fijados por la perestroika en nuestro país los que han motivado las propuestas de paz que hemos presentado recientemente en los foros internacionales.

    Tal interpretación es demasiado simple. Es un hecho bien sabido que la Unión Soviética trabaja desde hace mucho tiempo por la paz y la cooperación, y ha presentado muchas propuestas que, de haber sido aceptadas, habrían normalizado la situación internacional En tal caso serían víctimas todos los seres vivos de la Tierra En una palabra, nosotros, en la dirección soviética, hemos llegado a la conclusión y no nos cansaremos de repetirla, de que es indispensable un nuevo pensamiento político.

    La política tiene que basarse en realidades. Esto impone a nuestros países una especial responsabilidad ante todo el mundo. Impulsados por esta conciencia, nos esforzamos sinceramente, por sanear las relaciones soviético-norteamericanas, y deseamos alcanzar aunque sea el mínimo de comprensión mutua indispensable para resolver los asuntos de los cuales dependen los destinos del mundo. Decimos sinceramente que son inaceptables las aspiraciones hegemonistas y las pretensiones globalistas No tenemos ninguna mala intención hacia el pueblo norteamericano.

    Pero la colaboración debe basarse en la igualdad, la compresión y en el avance mutuos.

    Accessibility links

    El tiempo corre y podemos perderlo. Hay que actuar. Estamos lejos de pensar que sólo nuestro enfoque es el veraz. Gorbachov, La Perestroika y la Nueva Mentalidad La Constitución de mi propio país nació en una asamblea general que, como ésta, estuvo formada por delegados que sustentaban muchos puntos de vista distintos. Nadie afirma que en la actualidad sea un instrumento final ni perfecto.