La Ternura de Jesús: Un libro que cambiará tu vida (Ebooks de espiritualidad)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF La Ternura de Jesús: Un libro que cambiará tu vida (Ebooks de espiritualidad) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro La Ternura de Jesús: Un libro que cambiará tu vida (Ebooks de espiritualidad). Feliz lectura La Ternura de Jesús: Un libro que cambiará tu vida (Ebooks de espiritualidad) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF La Ternura de Jesús: Un libro que cambiará tu vida (Ebooks de espiritualidad) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF La Ternura de Jesús: Un libro que cambiará tu vida (Ebooks de espiritualidad) Pocket Guide.

Nada nos sería imposible y tendríamos una vida sobrenatural envidiable. Andaríamos con la mirada en el cielo. Seriamos felices amando. San Pablo nos describió el amor, que también describe a Dios que es a amor. El amor es Poner todo, darlo todo, sin medidas. Imagina si todos cumplieran los mandamientos de Dios. Sólo por un momento imagínalo. Podrías salir a la hora que quisieras de tu casa sin temor de ser asaltado porque nadie estaría robando, serías capaz de dejar abiertas las puertas de tu casa, sin miedo, confiarías en las personas y vivirías en paz.

Siempre recuerdo a una amiga del movimiento de los Focolares que salió una mañana de su casa decidida a amar, a todos, sin distinción. Llegó a las puertas de un supermercado y afuera estaba sentado un hombre muy pobre con la mano extendida. La llamó y ella se incomodó. Y le mostró sus piernas tullidas. Sacó unas monedas y las extendió a mi amiga.

Y lo ayudó en seguida pidiéndole perdón por su falta de amor. Me pasó algo parecido y creo que debo compartirlo contigo.

Cargado por

Había leído que, a los grandes santos de nuestra Iglesia, se les apareció en la forma de un pobre o un enfermo. Y le pedí esa gracia al Señor. Él les llevaría la comunión y un rato de consuelo. El televisor apagado. Sólo una cama al fondo y una persona en ella.

Libro Los Sufrimientos de Cristo en mí by Claudio de Castro - Issuu

Entramos y me paré frente a la cama. Y me pareció reconocerlo. Sentí un dolor interior, profundo, que me paralizaba. El irreconocible. Fue tal mi impresión que salí del cuarto a llorar. Lo tuve frente a mí y no pude verlo a los ojos.

Los 50 mejores Audiolibros Espirituales

No tuve el valor. Su cuerpo estaba totalmente llagado.

ENSEÑANZAS DEL MAESTRO JESÚS - Espiritualidad

Era un Cristo sufriente. Un sacerdote amigo, a los días me respondió: — Porque no amaste lo suficiente. Y estar con Él.


  • Heraldos: La sangre de los primeros.
  • leer - los mejores libros de espiritualidad para leer y descargar gratis.
  • La Ternura de Jesús - Edición de Oro: El Hijo de Dios!
  • ▷ Audiolibros【ESPIRITUALES】>> Escucha los 50 Mejores Títulos.
  • Las Huellas y lo Invisible: Historias con Cholo.
  • ¿Tienes dificultades? Ve al sagrario con Jesús. (Un testimonio bellísimo)?
  • Mente y mundo. Aproximación neurológica (Historia del pensamiento y la cultura nº 71);

A veces la vida nos sumerge en situaciones inesperadas, que no deseamos, pero que debemos afrontar. Y no sabemos cómo. Y me marché al trabajo. Allí me llené de inquietudes y me hice muchas preguntas. Y voy a ver al que tiene las respuestas. Salí unos minutos para ir a una capilla cercana, donde estaba el Santísimo. Y por respuesta: un silencio abrumador. Y yo pensé que no me veía y no me escuchaba. A pesar de mis problemas y sufrimientos, estoy experimentando una paz que desconocía.

Él te da lo que necesitas, no siempre lo que pides. En ese instante comprendí. Quedé tan impresionado que saqué mi vieja libreta del bolsillo de mi camisa y escribí esta vivencia. Sabes, no podemos dar lo que no tenemos. No puedo ser instrumento de algo que no tengo. Y aquella dulce mañana, Él me dio su Paz.

Política de Cookies

Comprendo tan poco. Siendo hijos de un Dios Todopoderoso estamos expuestos al dolor y el sufrimiento. Su propio hijo no estuvo exento de terribles pruebas que terminaron en una muerte atroz en la cruz. Quiero aprender del amor. Salir cada mañana de mi casa, amando a mis semejantes. Tener caridad. Llevar a Dios a mis hermanos, los que viven solos, los que sufren, los que no han sentido el abrazo de un amigo.

Es tan pobre mi fe. Trato de comprender y cuando nada entiendo lo miro en la Cruz. No sólo eran dolores físicos atroces, sino espirituales. Cargaba en ese momento nuestros pecados, millones de actos impuros y ofensas contra Dios, y los ofrecía al Padre con su tormento, para nuestra redención. Y ella, aceptó ese misterio que Dios permitía con la muerte de su Hijo y que se suscitaba en el Gólgota. Ella calló y sufrió muchísimo y seguramente ofreció a Dios esos horrorosos momentos que tuvo que padecer. Fueron indescriptibles por la saña y la crueldad con que se llevaron a cabo. La compasión es uno de los frutos del Espíritu Santo y Él tenía la plenitud de sus carismas.

Dios pudo elegir la pintura, pero no todos entienden de pintura. Una vez un amigo se quejó conmigo porque le iba muy mal y lo trataban con desprecio en el trabajo. Era de ir a misa sin falta los domingos y frecuentaba la oración. Se cuenta que san Francisco de sales consoló a un enfermo que se quejaba de tantos sufrimientos con estas palabras: Nos llena de una alegría interior, tan suya, tan secreta, que acompaña la necesidad de oración. En esos momentos cierro mis ojos y me traslado con el corazón a una capilla y le visito en el Sagrario.

De rodillas oro. Y le pido tantas gracias. Por las almas benditas del purgatorio. Por las familias. Por los niños que sufren las divisiones de sus padres. Por los buenos sacerdotes, para que les haga santos. El sufrimiento es un misterio que tal vez nunca lleguemos a comprender. Sabemos que la felicidad plena, sin sufrimientos, ni angustias ni dolores la encontraremos en el Paraíso, viviendo una maravillosa eternidad al lado de Dios, pero para ello debemos esforzarnos, ganarnos el cielo con nuestras obras, hechas con amor y misericordia.

Mientras, unamos nuestros sufrimientos a los de Cristo y ganemos almas para Dios.

Descubre El Gran Secreto

Guarda tu estado de gracia como un tesoro y mantén plena comunión con Dios, que es nuestro Padre. Ofrece todo. Acepta todo.

Ama todo. Y nunca te desanimes, ni pierdas tu fe.


  1. El inicio de un tragedia y el amor inesperado;
  2. Menú de navegación;
  3. La Propiedad del Profesor y Sin Salida?
  4. YO INVENTOR: Guía simplificada para convertirse en un inventor?
  5. Cargado por.
  6. claudio castro.
  7. Todo pasa. Dios va contigo. A menudo recuerdo aquel familiar al que se le murió su bella esposa. Estaban muy enamorados y el sufrimiento fue grande. Es algo que siempre me ha impresionado, la aceptación del hondo sufrimiento ofrecido a Dios, cuya voluntad es perfecta.