Autismo: Una Luz al Final del Tunel

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Autismo: Una Luz al Final del Tunel PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Autismo: Una Luz al Final del Tunel. Feliz lectura Autismo: Una Luz al Final del Tunel Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Autismo: Una Luz al Final del Tunel en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Autismo: Una Luz al Final del Tunel Pocket Guide.


  • {{optin_title}}!
  • Navegador de artículos.
  • Emprende El Negocio De Tus Sueños: ¡Cómo ganar dinero haciendo lo que amas! (Cómo Emprender nº 1).
  • Lo que nadie me dijo de criar a un niño de 13 años con autismo.
  • Educar es construir puentes.!

Resulta importante que los profesionales y otras familias cuidemos de estos padres que se estrenan en el autismo y les acompañemos de alguna forma a lo largo de su proceso. Los grupos de padres bien orientados pueden brindar ese apoyo necesario, ser esa mano tendida que se ofrece como auxilio o el salvavidas que ayuda a mantener a flote. Una metamorfosis. Y no se me olvidó la palabra y tampoco la explicación.

Y nos ha pasado a todos en mayor o menor medida. Nos ocurrió a nosotros con mi esposa después de observar la evolución de Gaby y confirmar el autismo. Es necesario estar atento a apoyar a esos padres que apenas han zarpado del puerto. En este tema del autismo, todos somos encargados de abrir brecha. A lo mejor a nosotros nos cueste avanzar, pero hay que aligerarle el camino a los que vienen.

Y aunque nos cueste avanzar hay que tomar en cuenta que alguien ya marcó un camino antes que nosotros y no vamos sin rumbo. El momento de la noticia en el consultorio es duro. Hay formas de comunicarlo mejor, pero siempre es difícil. Israel se coloca a la vanguardia en la materia, con un floreciente mercado que pronto podría alcanzar un valor de 4, MDD. Enloquecido, da vueltas y grita a todo pulmón.

Mientras su madre intenta calmarlo, el pequeño se baja los pantalones y defeca en el suelo. Sharon intenta ir al supermercado, pero renuncia a medio camino pues su hijo rompe a gritar al tiempo que coge diversos artículos y los arroja al suelo. Aquel fue un día típico de octubre de Sharon, madre soltera que emigró un año antes de Estados Unidos a Israel, estaba sola e iba perdiendo el control.

También le habían administrado el antipsicótico Ziprasidona, así como una combinación de antidepresivos y ansiolíticos. Todo eso cambió hace un año, cuando Benjamin comenzó a usar marihuana.

Las diez cosas que nos diría un niño con autismo, si pudiera

Ahora, las mañanas son relajadas y ordenadas en el pequeño apartamento que comparte con su madre. Tal transformación podría anunciar el advenimiento de una cura muy esperada y necesaria para muchos otros como él: niños que viven con autismo severo. El trastorno del espectro autista TEA afecta a cerca de 1 por ciento de los niños de todo el mundo, con una incidencia desproporcionadamente elevada en los países desarrollados.

Los Centros para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos calculan que uno de cada 68 niños ha sido diagnosticado con TEA, una extensa categoría diagnóstica que abarca varios trastornos cerebrales complejos que dificultan la comunicación y otras interacciones. Estos individuos enfrentan muchos desafíos, pero casi siempre pueden construir una vida dentro de su sociedad. Los niños muestran conductas repetitivas y a veces dañinas, se balancean sin parar, golpean sus cabezas, son hipersensibles al sonido y la luz y esta exposición suele precipitar crisis semejantes a arrebatos.

No pueden dormir; tienen accesos de ira.

Algunos nunca aprenden a hablar o alcanzan la adolescencia pronunciando apenas unas palabras. En la foto, el niño con su madre, Sharon. Para octubre de , Sharon, quien dio a luz a Benjamin sola, estaba desesperada. Emigró a Israel para formar parte de una comunidad unida. Pero su condición los aislaba.

Local Market Link

Se sentía perdida, sola, exhausta y frustrada. Pero sobre todo, se torturaba por la suerte de su hijo. Un día, mientras le surtían una receta de Ritalin para su hijo, Sharon habló sobre los efectos colaterales con el farmacéutico, quien le dio una sugerencia sorprendente: le sugirió contactar al Dr. Adi Aran, un neurólogo pediatra de Jerusalén, quien había empezado a experimentar con cannabis medicinal para tratar a niños como Benjamin. Al principio, Sharon se escandalizó.

moreteawesley.com | Página no encontrada

Benjamin ni siquiera cursaba primero de primaria. Ellos vivían en una casa repleta de cerrojos y muebles acojinados. Sharon no podía salir de compras ni visitar amigos sin temor a que el niño se pusiera violento. Ya había probado todas las opciones que ofrecía la medicina convencional. En foros en línea dirigidos a padres de niños con TEA, Sharon se enteró de nuevas presentaciones de cannabis que fueron creadas, específicamente, para niños pequeños.

Vio un documental israelí grabado ese año, el cual mostraba a niños con TEA que se habían transformado gracias a la marihuana medicinal. Fue un viaje espantoso. Ya en el hospital, Aran revisó el expediente médico de Benjamin y observó su conducta.

Al constatar la gravedad de sus síntomas y la extensa lista de medicamentos con que lo habían tratado infructuosamente, el médico reconoció que era un buen candidato. Sharon volvió a casa con una receta para un aceite hecho con una cepa de cannabis israelí, especialmente calibrada, junto con la documentación donde debía registrar los adelantos de su hijo. En , los colegas del Dr. La Academia de Pediatría de Estados Unidos AAP, por sus siglas en inglés , que se opone rotundamente a la legalización de la marihuana, acababa de emitir una declaración de políticas que rechaza el uso de la marihuana medicinal fuera del proceso regulador de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos FDA , por sus siglas en inglés; la AAP sigue manteniendo esta postura.

Con todo, Aran empezaba a contar con evidencias a su favor.

Navegador de artículos

El primer indicio de que el cannabis podría funcionar en los niños con autismo provino de las anécdotas de progenitores que habían usado la sustancia para tratar a sus hijos epilépticos. El argumento para el tratamiento se sustentaba en los dos componentes químicos principales de la planta de marihuana: el agente psicoactivo tetrahidrocannabinol THC y el antipsicótico cannabidiol CBD. El CBD funciona de otra manera.

Bienvenido a 20minutos

No es psicoactivo, así que no se liga, directamente, con los receptores cannabinoides, y los científicos creen que no altera las funciones cerebrales. En este estudio, en el que participaron 1. Algunos dijeron sentirse en paz, pero otros recordaron haber notado cómo su alma era succionada. Otros dijeron notar una presencia a su lado o incluso sentir un demonio sentado en su pecho y que les impedía moverse.