Aileen Clarke Hernandez: y el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Aileen Clarke Hernandez: y el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Aileen Clarke Hernandez: y el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos. Feliz lectura Aileen Clarke Hernandez: y el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Aileen Clarke Hernandez: y el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Aileen Clarke Hernandez: y el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos Pocket Guide.

Lunga è la notte supersaggi. El currículum de la educación física en primaria. Derecho y constitución. Meringue girls cookbook. Obesidad emocional salud y bienestar. Historia militar de españa. My unicorn journal: blank lined notebook v El comportamiento ganador en la vida privada y profesional.

Guia de campo de las flores silvestres. Clinical epidemiology: the essentials. The basis of religion: being an examination of "natural religion". Trece guerreros: historia reales que inspiran a emprender. Hospital posadas. Karate-do tradicional: ejecuciones del kata 1. Gol Harry dee or making it out. La poesía de pedro salinas. Libros relacionados.

Angel ganivet. Experimentos investigativos de química para a sala de aula portuguese edition.

Invasion d insectes calendrier mural din a3 horizontal - un calendrier pour les passion calvendo mobilite. Europa del renacimiento, la: que lobo mas raro! Shedding light: the luminescent glow of meteorites and moon rocks. En esta forma, el Plan Camelot constituye una manifiesta violación de la Carta de la Organización de los Estados Americanos, carta suscrita y ratificada por los Estados Unidos.

El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también cualquier otra forma de ingerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen". El sistema interamericano de convivencia se fundamenta en el repudio de todo acto de intervención, sea este extra- continental o continental, con el objeto preciso de precaver a los Estados de la hegemonía de cualquier potencia, sea esta americana o no americana. Para aquilatar su verdadera importancia debemos enfocar el acto de intervención a la luz de un cuadro internacional, toda vez que el Plan Camelot fue concebido para aplicarse al mundo menos desarrollado.

Bajo este enfoque, el Plan Camelot es un acto de intervención que afecta a todos los países de la América Latina, en mayor o menor grado, puesto que sus propósitos fueron concebidos para aplicarlos a todos ellos. Cada uno de estos hechos y el acuerdo mencionado responden, sin duda, a la misma política y al mismo espíritu que anima los objetivos del Plan Camelot, y todos ellos llegan o llevan a la intervención militar. Configurado dentro de este cuadro interamericano, el Plan Comelot adquiere su verdadera proyección e importancia y pasa a convertirse en una pieza importante de una nueva política internacional impulsada por algunos organismos de estado y fuerzas políticas de los Estados Unidos para intervenir en la política interna de nuestros estados cuando ellos lo estimen necesario.

Las razones que inspiran este cambio de actitud de algunas esferas de gobierno de los Estados Unidos para la América Latina no atañen a esta Comisión, a la cual sólo cabe señalar la existencia de este cambio de política exterior. No es extraño, entonces, que hayan levantado sus voces para repudiarlas, destacados políticos del hemisferio, cpmo las de el ex Presidente de EstadoAlberto Lleras Camargo y las de los senadores norteamericanos J.

Willams Fullbright y Roberto Kennedy. Revista "Visión", de 15 de octubre de Senado de los Estados Unidos en , y al efecto expresó textualmente:. Por su parte, el Senador Robert Kennedy expresó el día 15 de noviembre, en una audiencia con estudiantes celebrada en el Estadio Nataniel, de Santiago, que el Plan Camelot "no fue una muy buena idea", y luego de rechazar la intervención de Estados Unidos en Santo Domingo se pronunció en contra de cualquiera intervención militar en nuestro país.

Mientras los Estados Unidos no repudien el derecho americano, siguien rigiendo sus principios y en pleno vigor su validez. En virtud de lo expuesto, la Comisión ha llegado a la conclusión de que el Plan Camelot forma parte, consecuentemente, de un vasto plan internacional destinado a defender los supuestos intereses y seguridad de Estados Unidos, dentro de la democracia, el orden económico y el derecho, sin sujetarse a otra norma que a la de su propia conveniencia, sin respetar el sistema jurídico interamericano, y sin comprender que puedan existir en América latina movimientos populares que son ajenos a la experiencia norteamericana, y sobre los cuales no caben pronunciamientos de países extraños al pueblo mismo en que dichos movimientos se desenvuelven, conforme al principio de la autodeterminación de las naciones.

Bajo este aspecto, el Plan Camelot y la política y el espíritu que lo guían son inaceptables para Chile y Latinoamérica por razones elementales de dignidad. Diversos instrumentos obran en poder de la Comisión referentes a la participación responsable que cupo a la American University de Washington, en la tentativa frustrada de aplicar el Pían Camelot en Chile. Al respecto, es interesante citar las opiniones vertidas en el seno de la Comisión por los sociólogos, Roger Veckemans y Manuel Zamorano, los cuales expresaron, en síntesis, lo siguiente:.

Rogers Veckeman. En el fondo, la libertad de investigación es casi previa a la libertad de prensa. Manuel Zamorano. Asimismo, como un medio de evitar la repetición de investigaciones similares al Plan Camelot se planteó en la Comisión la necesidad de establecer un organismo contralor que tuviera la tuición y agrupara a los investigadores sociales, a semejanza de otros colegios profesionales Sobre el particular, el sociólogo Veckemans y el antropólogo Carlos Munizaga se pronunciaron favorablemente.

Por elcontrario, el sociólogo Manuel Zamorano rechazó la idea. La Comisión Investigadora prestó especial atención, dentro de las facultades de que fue investida por la Corporación, al estudio de las encuestas realizadas o que puedan realizarse en el Ejército y, particularmente a la efectuada en el mes de marzo del presente año por el señor Roy Hansen, en la Academia de Guerra y entre Oficiales de Alta Graduación en retiro. Para conseguir este objetivo recurrió primeramente a la Facultad de Sociología de la Universidad Católica de Chile en la cual no fue acogida su solicitud.

Por ello, fue contratado el señor Jorge Contreras A. Estas dos personas concurrieron juntas al Ministerio de Defensa Nacional en donde expusieron el deseo de realizar una encuesta entre los oficiales en servicio activo al señor Coronel Secretario del Comandante en Jefe del Ejército, señor Re- né Scheneider. Previamente, dicha encuesta había sido entregada a un grupo de civiles. Ahora bien, en cuanto a la forma en que otorgó el permiso para realizar esta encuesta en la Academia de Guerra, la Comisión estima conveniente reproducir textualmente la parte pertinente a la declaración prestada por el Coronel Rene Schneider, que dice como sigue:.

Posteriormente, el señor Contreras envió este documento para que fuera conocido. Yo lo leí y no encontré nada que fuera inconveniente para ser contestado por los Oficiales del Ejército, puesto que no comprendía materias que vulneraran el secreto militar ni en cuanto se refiere a doctrina castrense, que pudiera divulgarse.

Así se hizo y se devolvió -no conocí su resultado- y se le entregó al señor Contreras. Hasta aquí todo lo que hizo respecto a esta encuesta". La Comisión solicitó al señor Contreras la entrega de copias de estas encuestas contestadas, pero éste expresó que no podía hacer entrega de ellas por impedírselo el secreto profesional. El Presidente de la Comisión, en nombre de ella, le solicitó que se abstuviera de hacer este envío por estimarlo absolutamente inconveniente.

En primer lugar, en la Comisión se hizo especial hincapié por parte de algunos señores Diputados, acerca de la estrecha relación, no sólo cronológica sino de fondo, que existiría entre el Plan Camelot y esta encuesta del señor Hansen, ya que se realizó en la época en que dicho Plan estaba tratando de ejecutarse en Chile por el agente Nutini, puesto que éste había venido con este propósito al país una vez, había escrito diversas cartas con este objeto y se aprestaba a volver a Chile -como lo hizo-- con igual intención. En efecto, las siguientes preguntas son particularmente significativas a este respecto: el texto completo de la encuesta figura en el Anexo de Documentos.

Breve historia de la lucha de la comunidad afroamericana por sus derechos civiles

No obstante, a juicio de otros señores Diputados, no existiría relación alguna entre esta encuesta y el Plan Camelot. Por su parte, el señor Juan de Dios Carmona, a la sazón Ministro de Relaciones Exteriores subrogante, declaró ante la Comisión, sobre el particular, lo siguiente:.

Aileen clarke hernandez: y el movimiento por los derechos civiles en estados unidos descargar epub

Finalmente, el señor Jorge Contreras expresó que estimaba que no existía conexión alguna entre ambas investigaciones sociales. Asimismo, acordó poner en conocimiento del organismo denominado American Council All Education, que agrupa a todas las Universidades norteamericanas, los resultados de la investigación y protestar ante él por la actuación que le cupo a la American University en la realización de dicho Plan;. La Comisión no ha podido dejar de plantearse el problema de la posible responsabilidad de los chilenos que en alguna forma tuvieron conocimiento en nuestro país del Plan Camelot.

La Comisión estima que cualquier actitud desaprensiva ante hechos de esta naturaleza resulta peligrosa para el país. Acordado en sesiones de fechas 11, 17 y 29 de noviembre, y 3 y 7 del mes en curso, con asistencia de los señores Aylwin Presidente , señora Maluenda, Montes, Silva Solar, Soto, Zepeda y Zorilla. Se designó Diputado informante al Honorable señor Aylwin Presidente.

Tengo a honra poner en conocimiento de Ud. And plesse accept my apology for not having answered earlier -the reason being that I wanted to consult with muy staff in Oslo as well as with come colleagues here. My initial reaction was inmediate and negativo, and I am afraid I hav to say that the conssultations amply confirme this. I would like to be explicit about this since I think it is iinportante.

It is not because it supported by the Departament of the Army, nor, ideed, because the problem of conditions favoring or impe- ding internal war do not interest me and our institute.

Nor is it because I do not think internal war in itself is an evil as I think violence in general is an evil -and that it in among the most tasks noble of the social sciences to try contribute to finding other outlets for human conflict. The reason why the highly political and volus-oriented touch given to the pro- ject in the description of December 4 I have never in my Ufe seen a pro- ject proposal that amacks more of upper classe management.

Goverment" p. The'"Army is not an agency of development but for the management of violent conflict science the phrase traslates into simple English as follows: "how can the Army use social science insight to repress internal wars more effectively" than has been the case in Vient-Nam, for instace, or in Cuba. If the proyect and been launched by the AID it would have looker somewhat bat- terbut atill to be deplored.

It would have had the taste of using social science to buy conformity at lower price in terma of technical assistance.